Técnicas

1. Aborto Farmacológico

Como su propio nombre indica se realiza con fármacos, no siendo necesario utilizar ninguna técnica quirúrgica.

Sólo puede realizarse en embarazos de no más de 7 semanas.

El aborto se produce espontáneamente a domicilio y puede tardar entre varias horas o pocos días en producirse. Los índices de fallos oscilan entre un 2% y un 4%, en cuyo caso sería necesario realizar un aborto quirúrgico.

En algunos casos puede acompañarse de dolor intenso y hemorragia que haga necesario acudir a un servicio de urgencias.

Los fármacos utilizados sólo pueden ser suministrados en Clínicas Autorizadas para la práctica de abortos, no siendo posible su adquisición directa en farmacias.

2. Hasta las 12 semanas

Hasta las 12 semanas de gestación, el aborto se realiza mediante Dilatación y Aspiración. Es un método rápido y seguro que permite aspirar el contenido uterino después de una mínima dilatación del cervix.

El procedimiento dura unos 10 minutos y es indoloro si se hace bajo sedación. También se puede realizar con anestesia local exclusivamente si la mujer así lo prefiere.

3. De 13 a 17 semanas

De 13 a 17 semanas se realiza mediante Dilatación y Aspiración, siendo necesaria una preparación cervical previa a la dilatación. La intervención dura unos 10-15 minutos y se lleva a cabo con anestesia general ligera (sedación).

La estancia media en la clínica se puede estimar en unas 6 horas.

4. De 18 a 22 semanas

De 18 a 22 semanas se lleva a cabo mediante Inducción Farmacológica con objeto de que se produzca la expulsión espontánea del feto. Suele practicarse bajo anestesia epidural que es la más adecuada en estos casos, al igual que en un parto normal.

A veces es necesario terminar el proceso mediante extracción instrumental, bajo anestesia general (sedación profunda).

La estancia media en la clínica es de unas 10-12 horas.

5. De más de 22 semanas

De más de 22 semanas es necesario el informe de un Comité Médico de un Hospital Público, a fin de que verifique que se trata de una enfermedad fetal extremadamente grave e incurable.

6. Aborto Selectivo

Se realiza en embarazos múltiples cuando uno de los fetos presenta malformaciones u otro tipo de defectos congénitos.

La técnica consiste en la inyección intracardiaca de un fármaco en el feto afecto, lo cual no interfiere en el posterior desarrollo y nacimiento del feto sano.

7. Reducción Embrionaria

Con las nuevas técnicas de Reproducción Asistida han aumentado mucho los embarazos múltiples. La Reducción Embrionaria es utilizada para disminuir el número de embriones en estos embarazos, con objeto de minimizar el riesgo de prematuridad.

Los casos más frecuentes son aquellos en que un embarazo triple o cuádruple se reduce a gemelar.

Es una técnica sencilla que se realiza en 10-15 minutos bajo sedación.

8. Seguimiento POSTERIOR

Tras la realización de un aborto provocado es aconsejable un seguimiento por personal especializado, que realizará una ecografía a los 15 días de la interrupción junto con una revisión ginecológica. En este momento se valora con la paciente el método anticonceptivo más acorde con sus circunstancias, con el fin de evitar nuevos embarazos no deseados. Los profesionales en salud sexual y reproductiva han realizado numerosos estudios sobre los efectos psicológicos del aborto provocado. En ninguno de ellos se ha evidenciado que existan más problemas después de una I.V.E. que después de un parto normal. Sin embargo, en todo momento los/as profesionales de los Centros Acreditados te facilitarán la atención psicológica que precises.

Desarrollado por MarketingPublicidad.es

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación para mejorar nuestros servicios y para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso o bien conocer cómo cambiar la configuración, en política de cookies.